LENGUA CHURRA

LENGUA CHURRA

20/9/12

ALTURA

Publicau el 9/20/2012 10:39:00 p. m. por ECOSISTEMAS DE COSTA RICA 0 comentaris

ALTURA


Altura es un monecipio churro valenciano que pertoca a la previncia de Castillón, en la rodalá'l Palancia Alto. Posiye el braso de Ral Villa, atorgá por Martín I, l'Humano. S'alcuentra afincau n'el caminico natural qu'ajunta Aragón con Valencia al sur de la Previncia de Castillón.


EL LUGAR

Los barios d'Altura son: San Roque, Desemparaus. Fuen Serra, La Cagona, El Tollo, El Biato, El Calvario y La Era Lozano. 
Al costadico de la plaza s'alcuentra l'atual templo parroquial, edificio niuclasico del sieglo XVIII qu'acudilla un retablo del sieglo XIV prucedente de la Cartuja de la Val de Cresto y atribuyío al Mestro d'Altura. Es menester destacar la espetacolar imagen de la Virgen de Gracia, calendatá n'el sieglo XIV.
A una miajica metros, y ya n'el nuclio midieval, s'alcuentra la Ilesia Primitiva de culto crestiano, obrá n'estilo gotico valenciano.



La Placica la Torre, al lau, propicia el cercamiento al chiquico nuclio midieval. Güena parte d'él está aun protegío por las restas de la muralla, sobreponía hoy a las  calles atuales de San Yuan y El "Muro".
El Portalico es la puerta d'entrá al recinto, ubierto al "camino d'Aragón" y "camino viejo de Segorbe" que s'ajuntan n'él.
A la parte de juera  de las murallas s'alcuentra la Casa Grande, casota renacentista del sieglo XVI que guarda güena parte de los posentos originales suyos y de los entivos que la cercundaron.


 FUEN EL BERRO

EL TERMINO

El termino monecipal de 129,90  qm² s'alcuentra afincau en la val midiana del río Palancia juendo acaserau en la mayor parte suya po'el Parque Natural de la Serra Calderona. La redolá sur del lugar está mu monteriza, con altarias qu'arrodían los mil metros, como la camota'l Montemayor con 1015 m mientres qu'el casco urbano s'alcuentra afincau a 391 m d'altaria. Los monecipios qu'hacen linde con Altura son: Ejerica, Navajas, Segorbe, Las Alcublas, Gátova, Marines y Líria.


HESTORIA

Los chacimientos del Cantal u Caparrota asiñalan la presiencia de puebladores po'estas rebonicas tierras en la Edá'l bronze, antimás de los siñales alcuentraus en la Covacha los Morciguillos y n'el Castillo Torrasos. Tamién s'han alcuentrau restas de villa antiga romana n'el cuarto'l Campillo. Tamién hay siñales de la Edá'l Yerro, de los pueblaus alcuentraus d'origen Iberico, n'el Castillo Ismael y en la camota la Corvina, que s'alcuentra al costadico de la Masá Cucalón. Y tamién n'el Castillete y n'el Castillo Requena, ande apaicieron  jurtificaciones deversas.

Angunos chacimientos d'Altura:


Alto'l canal, Bajo'l Canal, Barranco'l Cantal, Barranco la Corvina, la Covacha'l Morciguillo, el Corral Agostín, el Corral Vergara, el Corral del Campillo, la Diabla, la Montanera, la Quebrantá, la Peñá Dorá, el Pueblau de Caparrota, el Pueblau de l'Alubia, el Pueblau  Nogueras y los puntales del Pollino.

 COVACHA'L MORCIGUILLO

Existen datos en los cualos es citau qu'el ray aragonés Chaime I, n'el año 1235, apoderó el lugar, a la pasá suya hancia el Puig de Santa María, dinde ande encorralá a Valencia, preniendo dita ciudá, el día 28 de setiembre de l'año 1238. No ostante durante la reconquesta, n'el año 1237, jué a la qu'apaice el decumento primer n'el cualo se charra del nuclio urbano d'origen musulmán, n'el cualo es mincionau la dada por parte el ray Chaime I a Don Piedro Fernández d'Azagra (Siñor d'Albarracín) de los castillos y villas d'Altura y Chelva, asina como las alquerías de Cárcer y Gátova. Por to esto, esta es la referiencia primera, quedando clariciau que la pueblación existía años enantes a la calandata endicá.


El lugar jué hijuelau por la  hija qu'hacía dos de Don Piedro que n'acomodasen con Chaime Pérez d'Ejerica (hijo de Chaime I) hació que se rentegrara a la corona,  pasando a formar parte del Siñorío d'Ejerica/Xérica.  Con la Costetución del Raino de Valencia n'el'año 1242, esta villa, arremató ascrita a los Fueros Valencianos.
A parte de to lo d'enantes, las notas decumentás primeras sobre l'atual plazamiento la villa son remontás a 1251, con motivo de l'amojonamiento y distribuyición de las auguas dentre Segorbe y l'aljama d'Altura.

Po'el 1257, el ray Chaime I donó la villa d'Altura y los terminos suyos a l'hijo qu'hubió con Tresa Gil de Vidaure, Don Chaime, que sería ansí, el siñor primer de la baronía la villa d'Altura, Bejís, Liria y Altura en 1257, ansí como d'Ejerica en 1255.
Los dos nuclios permanicieron ajuntaus bajo el dominio'l Siñorío d'Ejerica dica el 6 d'otubre de 1296, calandata en qu'Altura es doná en infanzonía a Sancho Pérez de Ribavellosa, despartiéndose  ansí del siñorío los dos lugares: Altura y Segorbe.
En 1327, los lugareños de la Villa d'Altura otién la Carta Puebla suya, atorgá por Dª. Buenaventura d'Arboria viuda de D. Piedro de "Xérica", y el lugar escomienza la confromación suya como monecipio autonomo y impendente, anque la existencia suya queda platicamente clisá frente a la Cartuja  la Val de Cresto dinde 1385 y dica 1835, Cartuja de la mesma villa, calandata de la esclaustración monastica definitiva. Mientres este pediodo, dinde l'año 1368 al 1407 gubernó la pueblación d'Altura, l'Infante Martín, y dispués la donó a los Cartujos de la Val de Cresto, atorgándoles el tetulo de Baronía d'Altura y nomenándola Ral Villa, con previlegios especiales. Este percal jué alargau dica 1835, calandata en la cuala, debío a la desamortización de Mendizábal, quedó como monecipio libre.


MENUMENTOS

Dentre los menumentos mas carateristicos d'Altura destacan:

Armitas y cruces: Armita de la Purísima, Armita de Santa Bárbera, Armita de la Esperanza, Armita  de San Yulián, Armita  de Santa María, Cruz de Pallas y Cruz de San Yuan.

Ilesias: Ilesia primitiva, Ilesia parroquial, Santuario  la Covacha Santa y la Cartuja  la Val de Cresto.




Unos otros menumentos: El portalico, la Casa grande, La Masá'l Batán, la Masá Cucalón, la Masá Rivas, la Masá San Yuan y la Masá Uñoz.


MASÁ SAN YUAN

Santuario de la Covacha Santa:

Afincau a 820 msrm d'altaria n'el fon d'una sima de 20 m de jondaria a unos 1200 metros d'Altura. Es un lugar de gran devoción en toa la rodalá y ajuera d'ella, ralizándose  romerías dinde lugares variaus y deversos  a lo largo de to l'año.  La Covacha propiamente dita es una güecura de vente metros de jondaria, originá po'un fenomén de peladura carsica, nomená antigamente "Covacha'l Latonero", por la qu'escende una escaleta dica el recinto ande s'alcuentra la capilla la Virgen, obrá n'el s. XVII, en la hondaria de la covacha y atancá por una reja. La imagen es un relieu busto de la Virgen, labrau, sigún la tradación, por flay Bonifacio Ferrer, hermano de San Sento, monche de la Cartuja la Val de Cresto. El trobo  la imagen es atribuyío a un pastor que, a l'escomienzo el s. XVI, embrosquilaba el rabaño suyo al costau de la covacha. Fícase con gran juerza la devoción hancia la Covacha Santa en tiempos de Jelipe II, arabocá por los prodigios que s'atribuyían a las  auguas suyas, lo que llevó a concentraciones grandes de gentío y al menester d'estruturar to lo rilacionau con el  culto escomienzal y devoción del lugar.

LA COVACHA SANTA

Cartuja  de la Val de Cresto:

Afincá a menos d'un quilometro del nuclio urbano, jué una de las cartujas mas importantes d'España y d'Uropa. Parte de la espoliadura que penó s'alcuentra por lumerosas partes d'España como Valencia, Castillón, Madrí y el Bispau de Segorbe, En Segorbe s'alcuentra gran parte del patremonio. Jué jundá por  Don Martín d'Aragón. El lugar trigau pa la obra suya jué la  Val de Cánava, ande el ray crompó unas chiquicas masás que serían la base de la futura Cartuja. Tras la  jundación suya con ran ral le jué atorgau siñorío de las  villas d'Altura y las Alcublas antimás d'unos otros lugares y previlegios menos importantes. La importancia de la cartuja pué deducise por los personajes que vivieron n'ella como Bonifacio Ferrer, qu'allegó a ser prior mayor, San Inacio de Loyola u el antipapa Benedito XIII, asina como las  dicisiones importantes que n'ella jueron prenías. 

CARTUJA  DE LA VAL DE CRESTO

COLOMÍA

Tradacionalmente el setor primario ha mantenío una gran importancia en la colomía alturana. Está mu importante l'escampillamiento dedicau a los percuros de secarral con 3.116 hetarias, emprencipialmente d'oliveras, armendoleros y garroferas. No ostante, la colomía d'Altura escomienza la desapegá colomica y demografica suya con el sieglo XX. L'afloramiento de las auguas  de la Fuen del Berro facilita un escampillamiento juerte del rugiau (224 hetarias en las redolás vecinables a la cartuja) y la produción agraria alcuentra un arreu improtante con l'azoniamiento d'endustrias semiartesanales deversas orientás a la produción d'aguardentes, azaites esenciales, testil, fustas, ect.


El setor endustrial ha penau un aumento grande debío a la inaguración d'un poligono endustrial, nombrau "Poligono de la Olivera". Tamién recién ha penau una enamplá que l'ha potenciau aun más.
En lo tocante al comercio'l lugar existen botigas lumerosas de produtos varios, ansí como ropa, ferreterías, armerías, supermercaus, crestalerías, quioscos, barberías, boticas, locutorios, carnecerías, munchos "pubs" y tabernas.


FESTAS TRADACIONALES

Las festas gordas son cerebrás n'honor a San Miguelo y la Virgen de Gracia en la  quincena qu'hace dos de setiembre, destacando por los  atos taurinos lumerosos como el toro embolau, ansí como berbenas y discomóviles por menizar las Festas. Antimás a lo largo l'año tamién son cerebrás munchos festíos n'honor a San Antón, la Encarnación u Santa Cicilia.


VIRGEN DE GRACIA



GASTRONOMÍA

Si charramos de los platos tipicos d'este lugar es menester destacar la “olla” churra, carnes y'embotidos, “criadillas a lo probe”, ensalás amanías con güertalizas frescas de la tierra y rugiás con l'azaite sobregüeno d'olivera virgen extra qu'aquí s'hace. Como postres, son de destacar las fruitas del lugar y los apreparaus casolanos. Po'arrematar una güena jalandria poderemos deleitanos con “torta malhicha“ u cualquiá de los duces artesanales elaboraus en los hornos del monecipio.

 CRIADILLAS A LO PROBE


7/9/12

TREATO

Publicau el 9/07/2012 08:56:00 p. m. por ECOSISTEMAS DE COSTA RICA 0 comentaris


N'EL FERIAL

Obra de treato de Don Cosme  Blasco y Val, mestro, academico y  escritor de Zaragoza. Nació en 1838 y estudió Filosofía y Letras, Drecho Cevil y Canonico y Tiología. Jué mestro de Geografía hestorica en la Nuversidá de Zaragoza, catredatico de Literatura n'el Estetuto de Tregüel, de Retorica y Poetica n'el de Güesca, d'Hestoria critica d'España en la Nuversidá de Barcelona y d'Hestoria nuversal en Zaragoza.  
Colaboró en pedoricos aragoneses y es repriesentante del costumbrismo aragonés. N'esta faceta popularizó el seudonimo de «Crispín Botana». Unos textos en los cualos fija menas, tradaciones, manieras y anédotas en repertorios largos de feguras autótonas. Destacan las remeranzas del «Tío Jorge» el de Zaragoza (1864 y 1866), los sais volúmenes de "La gente de mi tierra" (1893 y 1898) y "Las fiestas de mi lugar" (1899). Escribe tamién novelas ambientás n'el mesmo marco, como "Magdalena"; consejos pa chiquillos, en "María"; y publica cuatro tomos d'un Cancionero hestorico-popular d'Aragón.
El ferial  es una escena treatal costumbrista ambientá n'una feria de ganau y con  personajes deversos. To es tratau a redor de la venda d'un caballo.
 
Un moñaco del lugar. (cantando a caballo n'una bujica con sarria)
Lo que sente un fematero,
es que le quiten la fenta,
que le den una somanta,
y que l'esbarren el bujo.
El tío Ildefonso. Ea pos. Diga usté, en concencia, ¿cuánto quié po'el lión? L'alvierto de güenas a primeras, qu'a yo m'agusta poco malemplegar parabras: lo que s'ha d'hacer tarde, vale más hacelo dispués y vicievelsa.
Manuelo (el chitano). Pos acompare, voy a diciselo a usté sin nengún riquilorio ni dentrapujá y como es yusto y corresponde a un animal de caballo de la entrefinor y fetillería d'ise, qu'es de verdá mu noble y mu cabellero y muchismo más juerte que'l mesmo Piñón de Giblartar. Me dará de güena ganica ciento trenta duros y una pesetica, quitándole a usté l'atalaje.
El tío Ildefonso. Recol, que discansaico quedaría usté.
¿Qué le paice d'iso, tio Apolito?
El tío Apolito. Qu'asubidico es el precio. Veo que los dos estéis mu desalpartaus y qu'hay masiau de diferiencia entre lo que el siñor pide y lo que tú t'inclinas a dale. Yo no digo que l'animal sía roín, iso no, pero a mi enrever no vale tanto. A yo m'agusta porque es mu paicidico al del Tio Cañutas, l'analquista, aquel que quié l'enlaicamiento u rebalsamiento de la ilesia y el cimenterio libre, y siempre s'alcuentra a güeltas con el pato funeral...
El cho d'enantes. (cantando, arrecogiendo yemo y echándolo en la sarria)
Ya se que t'has bocarau, que tiés tres pa estriar, dos en la puerta l'Audencia y el Dios de las auguas, tres.
Una chitana. (cercándose con zalamería a la tía Churra)
Senta usté, güena siñora, ¿quié usté que le diga la güena-ventura u las oraciones porque vía usté como n'un espejo de cuerpo entero el retrato d'una persona de centros malos que la tié a usté confitá del to?
La tía Churra: Sí, pa iso estoy yo, pa oraciones. Vayase y dijeme en paz, que no quió conocencias con alparceras, brujas ni enchiceras. Toas isas cosicas son del dimonio. ¡Jesús, María y Gusé!
La chitana. (con sorna y en voz cacha). ¡Mire usté la siñora poco-moño! ¡Mal sablazo le pegue un cevil de cabellería qu'estía desagenau! ¡Cara de yesca pasá! ¿Quié usté augua bendecía, so biata resellá? ¡Permita el cielo qu'a la que se güelva usté al pueblo, víase perseguía d'un toro furo y no tenga usté más emparo que la mosquera d'un trompo, y que si tié usté angún hijo, ojala que se vía n'el poderío d'un tutor biscorniau y poco noble!
El tío Zenón. Amos, ¡humo d'este corro! ¡Tía culiparda! ¡Cara de misco viejo! ¡Vayase usté d'aquí a hacer painetas y dije usté calmudamente a isas mujeres, sinós vocío a uno d'isos guardas de la gorrica con el piquico que sustiene el monecipio, y se la lleva a usté a fartar rancho ande no le de miaja el sol!
La chitana. (espachándose)
Ya me voy, ya me voy, tío espantajo de güerto. Que tié usté traza de ser más endurío que yerro machugau y de vender dica las estopas de l'olio. ¡Permita Dios qu'en poder de chiquillo víase, que n'el suyo unico hijo se quede y que le punchen y repunchen la lengua como p'hacer almondiguicas.
El tío Zenón. Y qu'a usté, tía mostosa, l'ubran la casporra d'un peñazo, le cuerten el resollo del pecho y se l'encuque isa boquica, qu'es de más grandaria que la del trabuco naranjero que tié el tío Trebajos n'Ateca pa cudiar bien la Santa Ilesia y la Virgen de la Peaina.
Manuelo (el chitano). Pos mire usté, siñor Jelipe, no s'esfegure usté que yo ha sido un ciquirribeile d'ise caballo. Lo pagué onza po'onza en la feria de Plasencia al qu'era l'amo, qu'era un siñorín engomau y sudatinta, con la vista travesá y d'una familia de mu por riba y de muchismas campanillas. L'estripa-terrones, aun toavía pensose que m'hacía una gracia. Se las tiraba de mu ricacho, pero yo le conocí, po'el habito'l cuerpo, que paicía d'esmayo de monises y que se lo minchaba una chabea de pelo rullo y ojos de brasinás ardientes al cualo le tenía empingorotau el sentido y la inteligencia, y qu'era mu sota y mu poco mirá en la charra. A mí me faltó, y si no es po'un güen amigo, que púsose en los midios, le quito sin estrumento y d'una mangusa roniga toa la ferradura de los quijales y dica me la mincho como una botifarra.
Un hombre al que mentan como Manuelo. (enfilándose al tío Sinforoso)
¡Senta! ¿querría usté, talmente, mercame un bujico de llet y dos pollinas quincenas? Se las daré apañadicas.
La tía Churra: No siñor, qu'estamos agora n'un otro trato. Prau pollinas u bujos hay n'el lugar, ¿verdá siñora Locaria?
La siñora Locaria. Bien lo crío, maña. Y de güen piazo.
El tío Jelipe. ( fijándose n'el tío Manuelo) ¡Otri! Si no había guipau al tío Manuelo.
El tío Manuelo. Sí, ya ha visto qu'estabas dentretuvío.
Manuelo. (Al tío Manuelo). Mire usté, tocayo. L'estoy hiciendo el mijor trato'l mundo con ise animal qu'es to un caballo en regla.
El tío Manuelo. No paice malico, no. La coda la tié una miajica curta, pero iso no es dengún vetigal.
Manuelo. Con que son ustés amigachos ¿eh?
El tío Manuelo. ¡Hespitalera! Y que no nus conorguemos d'ayer. De mozos teníamos ya contratación y dispués estemos n'el servicio melitar los dos plegaus, namás que yo no salí de soldau raso y este allegó a emprencipios de cabo.
Manuelo. Y la gracia suya sigún ha sentío, es Manuelo, ¿es dicierto?.
El tío Manuelo. Sí siñor. ¿Por qué?
Manuelo. ¿Que porqué? Choque usté, hombre, choque usté. Porque a yo me dicen tamién asina y el pare miyo tamién jueé Manuelo, y a la maye le dicían Manuela, y a los agüelos y a toa la familia parientela los mentaban tamién los Manuelos. Ea, amigo miyo, que San Manuelico l'alargue la vida a güen recau d'años pa vender con salú y ganancia isas pollinas y ese bujo de llet.
La tía churra. (Por lo bajo)
Sí, y que San Manuelo nus ubra bien de par en par los ojicos de la cara, pa salir sin esprejuicio d'este trato'l caballo.
El tío Manuelo. (espachándose)
Con que, que vaya bien y a parar juertes.
Manuelo. Vaya usté con Dios y con los animales suyos, güen amigo, que m'ha alcontentau muncho de conocelo.
El tío Jelipe. Mire usté, tío Manuelo, le puemos dar a usté del caballo unos mil rales. No puemos estiranos a más. Iso ya trai cara y ya es ponenos en razón.
Manuelo. Manda usté mu repoquico, siñor Jelipe. S'haga usté cárrego aspacio de qu'isa bestia es to un siñor caballo, que tié  fila mu rebonica y estampa güena y que en la mena suya es de lo mijor y más seleto del ferial y como la crema y la ingle y fer de toicos los animales que po'aquí se ven. Téngolo en muncha estima, y como si endevido juera de la  familia miya mesma. Bien sabe Dios que el deshaceme d'él es efeto del menester y atropellamiento y de las cercustancias. Vale mu bien tres mil rales, y sinós que venga aquí en persona el capitán general, qu'es siñor que compriende, u cualisquier un otro melitar qu'amonte en cabellería, y dígole a usté que paso por lo que diga la  boca impropia suya. La vida le costó a la probecica maye suya a la que lo echó a este grobo'l mundo. Y cuidiau qu'era una yeugua torda, con pies mu redondilaus, con una adoná como de siñorita culsi y con un pelo de más finor que la seda d'un panuelo Manila, d'isos que train po'el augua de la mar salá. Era aquella bestia un güen zepo que hubiá criau, sin que sían faltás estas mujeres, renuevos mu ricos, si el cielo le conserva más tiempo l'organo de la suspiradera. La vez primera que yo la guipé, llevaba un atalaje con unas corgaduras y una ornamenta que daba gloria mirala. Paicía toa una siñora yeugua, y, como iba tan majica, andaba mu serena y mu pita.
Un ceguillosco. (cantando con aconsejá de gitarra)
Ascuchen pos el relato miyo, que ya brigüela templo, y los padres de familia prenan d'este acomodo ejemplo.
La mujer que va con el ceguillosco. Güenas personas y  cabelleros nobles. Tengan espentole y duelo y hagan un bien de caridá, po'amor de Dios y la Virgen del Pilar, a este probe y enfiliz cegalla, impelío de la vista, por capicausa d'una troná malinna que l'aganchó n'el caminico indo a Calatayú en busca d'una melecina pa un hombre qu'estaba atacau del pecho.
La siñora Locaria. ¡Bendicío Dios, cuantisma calamidá hay n'este muindo! Aive, aive esta chichica, güen hermano.
El ceguillosco. Munchas gracias, alma generosa y puntaguda; la Virgen dele güen recau de salú pa criar a la familia y vela n'el estau que mijor pense y inore.
La siñora Locaria. ¡Probe! ¡Tan mozo y ya no ve gota con los ojos!
El ceguillosco. (gañolando)
Por cinco centimos doy el climen qu'hació un tar Manuelo Navarro, po'el cualo faltó engarrotau n'el entablau del patibulo, n'el lugar de Saliñena, ande jué a velo muncho personal, como dícise y conta con toas las letras n'este paper con los mas chicutos pormenores y cercustancias suyas.

“Válgame la Virgen pura con claror sinestra,
pa contar las disgracias d'un climinal pecador.
Sacro Dios onipotente güestros juicios son etiernos,
terrible es la  yusticia güestra
y a la tuya voz tremola l'ifierno.
Hazte bien cárrego, letor, y mirate n'este ejemplo,
por vier como Dios castiga
a los que no llevan freno.”

El tío Saforoso. Amos, siñor Manuelo, que con cien duros está el caballo mu bien pagau y repagau.
Manuelo. No puo de dengún modo. Mire usté candáura, que caiga d'ojos y que con cuidiau manosea los remos del cuerpo: Anque escorra y más escorra, en jamás el Dios sente corriale (fatigas). De jaquetón no se diga. Es un lión en to el percal de la parabra, y más sereno que'l  mesmo pare suyo, el cualo lo engiendró, justicamente a la qu'estaba en sesión la Casa'l Lugar. Si usté, siñor Saforoso, dija ascapar esta joyica, la está asperando por crompala un comendante de cevile, que lleva la cara empatillá y un lunarcico en la barba, salva sía la parte, que paice un escarbajo pilotero. Él se lo tasó en lo qu'ha dicío, y si engaño, qu'espiche usté d'esmayo canino y a yo me se salga el seso po'aquí po'ande enjaretamos l'alimento por dale juerza y valor a l'estómaco, que sustié l'organo vitalicio y toa la maquinaria del tripotaje que tenemos en la ventrera.
Un mozo. (que pasaba cantando y a caballo n'un bujico)
A la que tenía dineros tú me dicías cadello,
y agora que m'ha güelto probe me ves y me pones morros.
Un chiquillo. (gañolando)
El Diario d'Avisos de Zaragoza: con una carta de Bilchite y una otra de Gotorrita; con tres partes de zaguera hora y uno de las islas Celipinas, y con el climen qu'ha ocurrío en Torrero a matí mañana.
La tía Churra. Sí sí: señe, señe. ¡Siempre climenes, qu'hay aun poca mortalera! ¡Mira qu'es muncho que siempre s'estían matando n'esta Zaragoza! ¡Pero! ¡Santisma Virgen del Pilar! ¿Cuándo dijaran de ser animales? ¡Cuidiau que s'han güelto gente regolvedera! A cualsiquier cosica, a punchase u eshacese como cansalá con la nevaja u el guchillo.
La siñora Locaria. No tiés qu'estraniate, mujer. Pus no ves que no engarrotan a naide y las autoridás están imposibles y frías y dijan pasar to ileso y sin castigo.
El ceguillosco. (cantando con la vigüela)
Y ansí corrió a vier al reu escopetiau el populacho y a fer que no paicía campo de muerte aquel campo, porque mozos y chiquillos, tamién mujeres y viejos y dica madres amorosas con los hijos suyos en brazos, acudieron a empentones por vier tan murrio espetaclo.
Manuelo. Le regüelvo a usté a dicir, que no dije usté el caballo. Mire que s'arripintirá a la que no haiga apaño ni compostura, y dica pue ser que l'escarbe n'el pecho'l cuco de la concencia, como si hubiá cometío un climen hurripilante.
El tío Saforoso. ¡Ea pos!. Ni la d'usté ni la miya. Le daré cien duros y diez más y una peseta, puniéndome antimás ancima l'atalaje, y asunto cunclío.
Manolo. No puo... pero... en fin, venga isa manica de güen amigo, y trato hicho. Dentre cabelleros u personas honrás como yo y usté, no m'agusta quedar mal. Estía usté siguro que con esta bestia, va a dar l'avento n'el lugar y a quereselo amontar el mesmo siñor abate y dica el siñor Bispo a la que vaya con el palo retorcío a endrechar la vesita y a dale la gofetá de la conseñación a los chiquillos de la cofadría humana del vecindario.
Enfílese usté la visual de la vista al cabellero y mire usté qué sospiro echa de súpito. Barrunta ya que cambea l'amo. Namás l'encomendo que me lo trate bien y haga cuenta qu'es la persona miya mesma. A la que me diseparo d'un animal como este, dispués qu'uno l'agarrau afeto y siempatía, cría usté, tío Jelipe, que me s'apreta la boca de la entrana y paice que me va a dar angún vaiven u atosigo de pechos, y que me se va a cuertar ripintinamente l'estambre de la existencia corporativa.
La tía Churra. Pare cuenta, güen hombre. Nus amos a llevar el caballo, pero con el conque de que no tenga na imperfeto n'el cuerpo.
Manuelo. Siñora, le digo a usté qu'es completo en to y na me desimporta dijáselo a usté a preba. Con este baticuello le respondo de que no tié lobanillo, carbunco, tocadura, añidienza ni denguno d'isos alifates que, a la qu'uno menos pensa, es de lay que les acometan a los animales y de demás creaturas.
El tío Saforoso. Avíe los dineros y conte.
Manuelo. Ya l'ha contau usté y prau.
El tío Jelipe. ¡Hala, Saforoso! Agancha l'abrío y amos a llevalo a la posá.
El tío Apolito. (a la mujer, la siñora Locadia, que s'alcuentra asentá n'el suelgo)
Tú, chica, cantía d'ahi. Paices alma en pena u buja cansá, qu'en cualsiquier parte t'asientas.
El tío Jelipe. Vaya, siñor Manuelo, qu'haiga salú y a parar juerte.
El tío Apolito. Lo mesmo digo.
Manuelo. Muchismas gracias. Que tengan güena suerte y qu'alleguen bien al lugarico.
(Por lo bajo).
Y que quiá el Padre Topoderoso qu'a l'amontar el caballo a la qu'haiga cambeo de luna, no te tire de casporra y t'espiace el cerebro po'el sinculoquio de la cocota.




3/9/12

ALPUENTE

Publicau el 9/03/2012 01:01:00 p. m. por ECOSISTEMAS DE COSTA RICA 0 comentaris

ALPUENTE


Este monecipio churro s'ancuentra afincau a unos ochenta y siete quilometros de Valencia, en la rodalá de La Serranía, al Norueste de la Previncia de Valencia y en la linde con Aragón. 


EL LUGAR

La Villa d'Alpuente está davantá n'el collau qu'ajunta los montes de San Cristófor y el Castillo, en terrenicos cantalosos, ubierto por completo a los aires del norte.
S'allega a este lugar, dinde Valencia, preniendo la CV-35 dica enflocar con la CV-345.
 
Alpuente jué un raino taifa, qu'allegó a falcar una moneda propia. L'atividad no ha parau, pero el termino s'ha convertío n'un basal de la tranquilidá tan buscá n'unos otros lugares. Con un escapillamiento acaramullau de lugarones, Alpuente mantié un  ambiente midieval mu acentugau. En las calles y placicas suyas aun se resolla l'amontá del midievo mientres que lo ferioso de la redolá topeta con la hospitalidá de los lugareños.

MONECIPIO D'ALPUENTE

EL TERMINO

El termino monecipal d'Alpuente tié una amplaria de 138 quilometros cuadriaus, lo cualo lo afinca en la colla de  terminos monecipales valencianos de más grandaria. Éste es ferioso, por la existencia de barrancás lumerosas, especialmente al sur. Los montes s'alcuentran mu pelaus; los emprencipiales son: la Mola (1.511 m), Cerro Negro (1.407 m), Hontanar (1.238 m.), el Cabezo (1.289 m.) y Barajuelo (1.114 m.). Los barrancos del Reguero y l'Arquela son las emprencipiales vías fluviales, y recullen las auguas d'unos otros ríos, dando origen al río de Chelva.


LAS ERAS D'ALPUENTE

El clima es continental con hiviernos alargaus y mu yelaus, y estius curtos y calorosos. Sole ñevar deversas veces a l'año, anque zagueramente no tanto como enantes. Tamién s'ha de dicir qu'hay munchas juentes.
La vegetación está represientá po'el trabinar, el carrasqueral y en grau más bajo las pinás, ansí como po'unas otras formaciones menoritarias como el bosque  riberenco. La "trabina
" es l'árbol más represientativo del monecipio y presiente por to el territorio allegando a formar tacas amplas de bosque n'el norte, n'angunos andurriales alternando con quinchas de percuro, entegrau por lumerosos ejemplares centenarios.


Tamién Alpuente es un monecipio  qu'es destinguío por la polinucliaridá suya: s'alcuentra despartío en lugarones, angunos desambientaus, unos otros ande namás existen  resilencias segundas y diez d'ellos ambientaus to l'año, Antimás de la villa puemos mentar: L'Almeza, Baldovar, Campo de bajo, Campo de riba, La Canaleja, El Collau, La Corcolilla, La Covacha Ruz, Las Eras, L'Hontanar.

LA CORCOLILLA

Unos otros lugarones namás s'hacen servir, como habemos dicío enantes, como resilencia segona: La Torre y La Carrasca.  Los desambientaus son: La Hortichuela, El Chopo, Berandía, Benacatácera, Vezcota, La Cañá Enjuta y el Pocico Marín.

LOS DINOSAURIOS D'ALPUENTE:

La hestoria paliontologica del monecipio d'Alpuente acende a hace aproximau 20 años, en que s'escomienzaron a ralizar escarbás paliontologicas en los chacimientos de Dinosaurios del Jurasico Superior.
Aguá y dinde 1997, los geologos y paliontologos de la Nuversidá de Valencia llevan ralizando sistematicamente tos los años escarbás paliontologicas con resultaus sorpendrentes, como son, l'apaición de tres grandes dinosaurios sauropodos y unos otros dinosaurios yerbivoros. Ansí mesmo, tamién s'ha aumentau el rico patremonio paliontologico con l'escubrimiento de 6 chacimientos con chafás de dinosaurios declaraus Bien d'Intrés Cultural con braso de redolá paliontologica.
La Casa'l Lugar d'Alpuente dicidió ajuegar por la remonta d'este patremonio, y qu'íste serviera por dalo a conocer como recurso toristico ofriendo una alternativa colomica a las ya tradacionales de la rodalá.


 CHAFÁS DE DINOSAURIOS

Las restas de dinosaurios d'Alpuente pertocan a un pediodo geologico con chacimientos mu escasos en la resta'l país.
La criación de l'Áula de Remonta Paliontologica d'Alpuente, ha permitío que se remonten y estudien las restas de dinosaurios n'el monecipio, dica que estaron amaníos pa ser esponíos n'un museu qu'arrejuntase las cundiciones de menester de conservación. La zaguera fase ha sido la obra'l Museu.
El proyeto paliontologico d'Alpuente está tiniendo un gran éxito en cuanto al grau de partecepación que s'ha hicho dentre los lugareños del monecipio y sobre to de los toristas que l'han vesitau dica el momento.

HESTORIA

Hestoricamente, el lugar d'Alpuente ha tinío un recaudo güeno, por l'abondante dejá hestorica qu'hay n'el monecipio. Existen mostras de pueblamiento antigo d'este territorio, de la Edá'l Bronze, d'epoca Iberica (Los Castillejos) u de la romanización; pero jué n'epoca musulmana a la qu'Alpuente alquirió una relevancia gorda. Alpuente s'establía como una aria de gran valor estrategica porque po'el norte de la linde suya escorría el Camino Ral de Valencia a Aragón y a Castilla y Lión y al sur confluyían deversas rotas secundarias entre tierras vecinas.
En rilación con estas endreceras y con la valor del territorio lo más dicisivo jué la existencia d'un punto esfensivo por davantar un castillo platicamente inconquestable y dinde ande por la vista es columbrá una  aria grande como es Alpuente. N'epoca musulmana, el castillo d'Alpuente presilía el lugar murallau qu'había al costadico d'él y controlaba una aria escampillá con el recolze'l Castillo'l Poyo, juertaleza que dominaba el Camino Ral d'Aragón. Como consicuencia de to ello y borrón de la importancia suya mientres la crisis de l'Estau que jué obrá n'el sieglo XI, Alpuente jué capital d'un raino taifa qu'en paicer s'escampillaba por toa La Serranía y el Cantón d'Ademuz. Esta Taifa brostó n'escuarterar el Califato cordobés. N'este pediodo Alpuente espolzó colomicamente y cultural, allegando a tener vida mesma y eso lo permitió falcar la  moneda suya.
Dispués de la conquesta crestiana Chaime I (1236) reservose pa el patremonio ral la planizá de la Serranía Alta, valioso terrenico d'importancia estrategica medrá por ser la linde con Aragón y Castilla. La villa ral d'Alpuente centralizaba el Termino General d'Alpuente, con un escampillamiento territorial de 365 quilometros cuadriaus. Alpuente jué villa ral con voto en las Cortes, con una  pueblación espentosa qu'allegó a acullir en  ocasiones deversas a las Cortes Valencianas.



GUERRAS CARLISTAS

Porteriormente el  caráter periferico suyo respeto a las redolás más dinamicas y l'arrebajá n'el caráter estrategico de la linde, la jueron acantonando a un  plano segundo, en rilación con lugares nuevos de más aumento demografico y colomico. A pesar d'ello golvió a alquirir palico de lanza en las Guerras Carlistas del sieglo XIX a la que los carlistas posentaron aquí la cubillá central de las rodalás centrales valencianas. Dispués, como aria periferica y de colomía agraria poco compititiva s'obró una crisis que s'ha explanicau con entensidá n'el sieglo XX y una de las consicuencias ha sido l'espueblamiento'l monecipio.
Fruito del pasau hestorico suyo es la existencia d'un gran patremonio cultural de valor y deversidá la más de grande.

MENUMENTOS

Dentre los menumentos mas carateristicos d'Alpuente destacan:

Murallas: 

Conserva deversos torriones y puertas de la muralla.

Castillo:

Dominando el lugar se bantan las restas de lo que jué un  castillo importante, afincau ancima d'un piñón d'espeñaperros jondos, especialmente en las versanes oposás al monecipio.

CASTILLO

Casa'l Lugar:

Edificio afincau ande estuvo l'aljama antiga, de la cuala arriata un torrión almenau; en la parte de bajo s'alcuentra el salón ande jueron cerebrás las Cortes del Raino Valencia en los años 1319 y 1383.

TORRIÓN DE L'ALJAMA

Ilesia Parroquial.


ILESIA  DE LA  SIÑORA NUESTRA DE LA PIEDÁ

Armita de Santa Bárbera:

Armita antiga ande s'alcuentra clavau el Museu Paliontologico d'Alpuente.

Acueduto de los Arcos:

Se trata d'una extrutura hidraulica d'estilo midieval obrá dentre los sieglos XVI y XVII.


ACUEDUTO

COLOMÍA

Los lugareños d'Alpuente viven de l'agricultura y la ganadería jundamentalmente. L'agricultura n'Alpuente está centrá en la viña, l'armendolero y el cireal. Tamién son percurás güertalizas, pero namás pa gasto propio.
Puemos alcuentrar destintas menas d'explotaciones ganaderas: ganadería ovina, porcina, apicola, avicola, cunicola, ect. Dretamente rilacioná con la esporriná d'estas dos arias tenemos la calidá de los produtos agroalimentarios de la redolá.



Antimás, tamién son ralizás unas otras menas d'atividás, como la menería de caulín, la obra y impresas de servicios, n'esporriná medrá po'el aumento'l torismo.


MINAS DE L'OCINO

FESTAS TRADACIONALES

La festa más relevante es la cerebración de las Festas gordas en honor de la Virgen l'Aconsolación y San Blas; son cerebrás cada tres años en los meses de Mayo y Agosto. El jueves de la semana qu'hace tres de Mayo es cerebrá una romería en la cuala se lleva la imagen de San Blas dica Corcolilla y es bajá la imagen de la Virgen de l'Aconsolación a Alpuente, ande permanicerá dica la semana qu'hace tres d'Agosto. Sigún la tradación a l'allegá de la virgen al lugar y a la golvía suya a La Corcolilla los chiquillos d'Alpuente le recitan "los dichos" arreaus con un traje mu especial, son los ángeles: chiquillos de dentre cinco y ocho años que visten una halda azul, chambra blanca, deversas betas y farandolas y alas de paper rullo y plumas. Una fegura mu paicía  pué alcuentrase  n'Algemesí u en unas otras redolás de la Mediterrania, ande los chiquillos visten este habito en cerimonias que dentrefilan la pasá suya de la infancia a la  volá primera.
Unas otras festas del monecipio son:
El 3 de Febrero, San Blas.
El 13 de Deciembre, Santa Lucía.
El 17 de Enero, San Antón.
Antimás d'estas festas, cadaguno de los lugarones del monecipio cerebran la  festa propia:
Almeza: Virgen de la Cabeza (zaguero cabo  semana del mes d'Agosto)
Baldovar: San Roque (16 d'Agosto)
Campo de bajo: San Sidro (zaguero domingo de Juliol)
Campo de riba: Sta. Bárbera (Segundo cabo  semana d'Agosto)
Collau: San Miguelo (29 de Setiembre)
Corcolilla: Virgen d'Aconsolación ( semana qu'hace dos del mes de Mayo), San Piedro Mártir (30 d'Abril), San Bernabé (11 de Junio)
Cuevarruz: San Gusé (una semana dispués del Corpus)
Hontanar: San Cristófor (enantezaguero cabo semana de Juliol).

GASTRONOMÍA

La gastronomía d'Alpuente es la mesma de la de la rodalá, basá en produtos agricolas y ganaderos de la redolá. Entre las especialidás destacan:
L'embotido y las carnes de la orza, la olla churra, los gazpachos, las gachas, las migas, la caldereta, el puchero, y los guisaus diferientes de borregas.


EMBOTIDOS


LENGUA CHURRA, con sintimiento...

LENGUA CHURRA, con sintimiento...

MAPA

MAPA

L'ORAGE N'ADEMUZ

L'ORAGE EN BUÑOL

L'ORAGE EN CANTAVIEJA

L'ORAGE EN CIRAT

L'ORAGE EN SEGORBE